Desde donde educamos, desde la Exigencia o desde la Flexibilidad

Hoy quiero hablarte de la EXIGENCIA, ya que sois muchas las familias que me estáis preguntando acerca de cómo gestionar las tareas que envían desde el cole para hacer en casa y las dificultades con las que os estáis encontrando, bien por la exigencia del cole o porque sois vosotros a los que os cesta ser flexibles.

Me gustaría que tuvieras en cuenta lo siguiente:

Tenemos la oportunidad de optar por ser flexibles en vez de exigentes, ya que lo que nuestros hijos aprendan de esta situación y el cómo les acompañemos los adultos, les llevará a desarrollar unas habilidades en el futuro u otras.

Cuando un niño se siente exigido:

⚡️Suele sentirse poco valorado, piensa que nunca es suficiente para sus padres.

⚡️Cree que tiene que ser perfecto, ejempla, para poder destacar entre el resto de niños.

⚡️Necesita de la aprobación externa para sentirse valorado y tenido en cuenta.

⚡️Se vuelve auto exigente y no valora los pasos que va dando, sino que cree que nunca es suficiente.

⚡️Al querer ser el mejor en todo, el competir se vuelve su forma de vida, ordenando y exigiendo a los demás.

⚡️Si los demás no actúan como él quiere se frustra, se enfada, se aísla, hasta conseguir manipular a los demás, ya que sólo así cree que pertenece y sólo así se siente querido.

Qué podemos hacer en vez de exigir?

Te invito a:

Emplear la Amabilidad y la Firmeza al mismo tiempo, respetando los ritmos y los procesos de nuestros hijos.

Marcar límites desde el respeto y no desde la amenaza, el chantaje o el castigo.

Observar qué necesitan para poder realizar sus tareas. 

Empatizar con ellos, motivándoles en vez de juzgándoles.

Empoderarles, agradeciendo cada paso que van dando.

Valorarles por lo que SON y no tanto por lo que HACEN

Agradecerles y Reforzarles todo lo que sí han conseguido.

Darles opciones, preguntarles y llegar a acuerdos acerca de cómo pueden organizarse.

Priorizar y dar importancia a lo importante, su salud mental y emocional. 

Ser flexibles. Ahora, en esta situación de estrés, de ansiedad y de agobio para muchos, el cerebro no está preparado para aprender, es momento de acompañar y sostener emociones.

Y tú, ¿sientes que tiendes a exigirte a ti y a tus hijos?

Te leo en comentarios 😉

Un Abrazo 

Patricia Coach

 

Add A Comment