CÓMO VA AFECTAR A LOS NIÑOS LO QUE ESTAMOS VIVIENDO

Una de las cosas que más me consultan las familias durante este tiempo sin salir de casa es qué consecuencias dejará en los niños lo que estamos viviendo. 

Nos preocupa el impacto que generará en su vida y si tendrán algún tipo de secuela.

He de recalcar que el papel del adulto en esta situación es muy importante, ya que contagiamos nuestras emociones gracias a nuestras neuronas espejo y aquellas emociones que vienen a nosotros, si no somos capaces de gestionarlas, es muy probable que se transmitan a nuestros hijo de forma involuntaria. 

Hay muchos factores que pueden influir en que los recuerdos que tengan nuestros hijos de esta situación. Su recuerdo va a depender de muchas variables y nosotros somos una parte fundamental en este proceso.

En función de cómo estemos actuando en estos momentos puede que nuestros hijos salgan fortalecidos a nivel emocional de esta etapa. 

El cómo nuestros hijos afronten en el futuro situaciones de estrés o de tensión va a tener que ver en cómo hoy nosotros estemos gestionando esta situación a nivel mental y emocional. 

Por esto es tan importante que los adultos gestionemos nuestros pensamientos, emociones y sensaciones en esta situación, ya que va a ser clave para que nuestros hijos aprendan cómo enfrentarse a situaciones de estrés en el futuro.

Si no cogemos las riendas de nuestros pensamientos y emociones y dejamos que ellas nos controlen y que se contagien al resto de nuestra familia entraremos en un círculo vicioso del que será difícil salir, ya que estamos 24 horas al día los 7 días de la semana metidos en esta situación. 

El tener herramientas que nos ayuden a mantenernos equilibrados será fundamental para que nuestros hijos salgan con aprendizaje y crecimiento personal de esta etapa.  

¿Qué podemos hacer los adultos para que nuestros hijos salgan fortalecidos de esta situación?

  • Preguntarnos: ¿cómo estamos construyendo esta realidad?, ¿desde el miedo y la angustia o desde la calma la responsabilidad?. Nuestros hijos ven la realidad a través de nuestros ojos, por eso es crucial la actitud con la que nosotros estemos llevando esta situación. 
  • Permitirnos momentos de Autocuidado y de ternura, los adultos somos lo que tenemos que estar bien para poder transmitir a nuestros tranquilidad, calma y posibilidad en esta situación. Los niños perciben las emociones de los adultos y se contagian de nuestras emociones, por eso es tan importante que nosotros estemos tranquilos. 
  • Mantener un ambiente relajado, controlando la entrada de información estresante, evitar noticias en la televisión o en la radio, mensajes con más noticias a través de Whatasapps, llamadas…Tenemos una saturación de información y es conveniente filtrar que vemos y qué ven nuestros hijos. 
  • Emplear una comunicación positiva con nosotros mimos y con nuestros hijos, sin gritos, ni amenazas, ni castigos. 
  • Promover una actitud positiva, elegir qué pensamientos queremos que estén en nuestra mente y qué emociones queremos que vengan a nosotros, aceptando que somos humanos y pasaremos por una montaña rusa emocional propia del momento que estamos viviendo. 
  • Fortalecer los vínculos familiares y sociales, es importante que tantos nosotros como nuestros hijos hagamos alguna videollamada con nuestros seres queridos y amigos.
  • Hacerles partícipes, para que se sientan importantes y tenidos en cuenta en todo lo que está pasando. 
  • Si estás en pareja, podéis organizar turnos para generar orden dentro de este “caos” . Dividiros las diferentes tareas del día  para ayudaros y formar equipo ( mientras uno trabaja el otro está con los niños, mientras uno hace la comida el otro juega con los peques o está presente por si le necesitan para hacer las tareas del cole..)
  • Tener planes para hacer en casa que nos diviertan, en los que nos tengamos en cuenta a nosotros y a nuestros hijos ( hacer una manualidad, un postre, juegos en familia, momentos de ejercicio o de relajación ) 
  • Estar presentes dedicando tiempo a nuestros hijos para que se sientan acompañados física y emocionalmente. 
  • Centrar nuestra atención en aquellas cosas que están siendo bonitas en estos días en familia y escribirlos o dibujarlos juntos, para que cuando pase todo esto podamos recordar que también hubo buenos momentos. 

Y tú, ¿Cómo crees que saldrán tus hijos de esta pandemia?

 

Add A Comment