No estás sola

Cuantas veces en la maternidad nos sentimos solas

Cuantas veces, a pesar de tener personas a nuestro alrededor, nuestra sensación es de no estar acompañadas

Cuando escucho que una madre se siente sola porque no se siente arropada por personas que la apoyen, porque se siente juzgada, criticada, porque se siente nadando contracorriente pensando que es un bicho raro por apostar por una crianza / educación más consciente, me doy cuenta de que todavía queda mucho por hacer.

Se sigue menospreciando el educar con respeto, se sigue infravalorando a las personas que apuestan por mejorar y dar lo mejor de sí mismas y es curioso que, aun siendo el ser padres el trabajo más importante de nuestras vidas, sigamos quitándole importancia e incluso mofándonos de los que sí hacen por conseguir un mundo mejor.

Depende de cómo eduquemos hoy a los niños así será su futuro

Así que si eres una de esas mamás que alguna vez se ha sentido sola en su maternidad, que no se ha sentido acompañada por educar desde la consciencia y no por el automatismo aprendido, vengo a decirte que estoy a tu lado siempre y cuando lo necesites y no sólo yo, estoy segura que tienes a tu alrededor a muchas personas que, aún sin saberlo, comparten los mismos valores en la educación que tú, es cuestión de buscarlas y estar cerca de ellas. 

Puede que de primeras no las veas, pero si observas con atención seguro que detectas a alguien con quien puedas compartir tus vivencias en esto de la crianza de nuestros hijos. 

Y si no sabes qué hacer, te invito a que pruebes alguna de estas cosas para sentirte arropada y así poder avanzar por este camino duro, pero muy gratificante, el camino de educar con consciencia.

¿Qué puedes hacer para no sentirte sola en tu maternidad?

  1. Expresa cómo te sientes a tu entorno, a veces nos sentimos solas porque no le decimos a nuestra pareja ( si la tenemos ) familia o amigos cómo nos sentimos, nos guardamos nuestras sensaciones y así no podrán comprender lo que nos sucede
  2. Sé honesta, di cómo te hace sentir que te digan tal o cual cosa acerca de tu manera de educar.
  3. Respeta, no critiques ni juzgues, no todos pensamos igual, si queremos educar en el respeto, respetemos otros puntos de vista y si te duelen sus comentarios vuelve al punto 1, exprésales con una frase tipo: “ Cuando me dices esto sobre mi hijo me duele, te agradecería que me lo dijeras de otra forma o que no te involucraras tanto, soy yo su madre y lo haré a mi manera”
  4. Pide ayuda, si estás desbordada, cansada, necesitas un tiempo para ti, delega en otra persona que pueda echarte una mano en los momentos que lo necesites, seguro que alguien estará encantado de ayudarte.
  5. Busca un grupo de apoyo, puede ser un grupo de amigos que compartan tus principios, un grupo de crianza, un grupo virtual con quien puedas compartir tus dudas o inseguridades.
  6. Rodéate de personas que te sumen y que no te resten. A veces nos empeñamos en estar con gente que lo único que nos aporta son críticas hacia nuestro modelo de criar y sentimos que tenemos que justificar nuestras actuaciones, mejor aléjate y si no es posible utiliza el humor y relativiza, no te tomes tan en serio sus comentarios.
  7. Empodérate, lee, infórmate, asiste a cursos que te hagan sentir segura y que te muestren todos los beneficios que obtendrás tú y tus hijos empleando una educación basada en el respeto mutuo.
  8. Y sí nada de esto te sirve, busca un profesional que te acompañe en tu proceso de crecimiento personal y familiar.

Si quieres que sea yo quien te acompañe en este proceso, sólo tienes que escribirme a info@patriciacoach.com y empezaremos a trabajar juntas para ser la madre que quieres ser.

Y tú, ¿te sientes sola desde que eres madre?

 

 

Add A Comment