Cuando ves los frutos de tus hijos crecer

Hola,

¿Cómo estás?

Hoy quiero darte un poco de luz en el camino, a veces tan duro, de la maternidad / paternidad y es que en mi caso, poco a poco, veo crecer los frutos de haber educado en positivo estos años atrás.

Mi hija tiene 5 años y como siempre te digo es mi maestra,  porque ella es, junto con mi pareja, el espejo donde mejor me puedo ver reflejada y de la que más puedo aprender.

Ultimamente me da lecciones sobre gestión emocional, sobre lo que para ella es la justicia, sobre la verdad y ayer junto a su amiga muy especial ( la hija de mi pareja ) me dieron una lección sobre la amistad, el compañerismo y la negociación.

En nuestra casa ya ha entrado el dichoso catálogo de juguetes para las Navidades ( ayyy!! estamos aún en noviembre y ya empezamos )

Marta el último día que estuvo con la yaya lo trajo a casa para ir viendo qué regalos pedir a Papá Noel, (qué difícil el gestionar tanto llamamiento en Navidades a consumir, sobre todo si lo que queremos inculcar a nuestros hijos es un consumo responsable )

En nuestra casa, para que no se vuelvan locas entre tanto  juguete, las dos saben que pueden señalar todos los que les gusten pero luego han de seleccionar sólo 3, que tienen que ser aquellos juguetes que más, más les gusten  y que de ésos Papá Noel traerá uno ( Imagínate si no, entre los regalos de abuelos, tíos…que trajera más de uno sería una autentica locura ).

Para nosotros el que tengan que pensar y decidir qué es lo que más les gusta, seleccionar ( con lo que supone ) y finalmente elegir un sólo juguete es importante.

Además siempre bajo la premisa de la frase:

» Tener más juguetes o más cosas no os va a hacer más felices «.

En ese momento , mientras ellas estaban página arriba abajo con el dichoso catálogo Miguel y yo estábamos trabajando en el despacho, que está justo pegado a la habitación de las peques, y de repente escuchamos como estaban  empezando la selección.

Nos sorprendió como de manera natural empezó la puesta en marcha de la amistad y la negociación.

Entre las dos decidieron qué es lo que querían y lo pusieron en común para que las dos salieran contentas con las elecciones.

Empezaron: Yo elijo esto, tú puedes elegir lo otro y así tenemos las dos la casa y la muñeca para poder jugar juntas, porque si pedimos dos muñecas nos quedamos sin la casa….

Nos pareció muy bonito (además he de decir de inteligente, por su parte) como de manera natural empezaron a negociar, formando parte las dos, expresando sus preferencias y cómo finalmente llegaron a acuerdos, para que las dos salieran beneficiadas con lo elegido.

Igual te parece una tontería, pero para nosotros en ese momento fue un: Woooow!!!

Miguel y yo fuimos conscientes de cómo se tienen en cuenta, como hacen para estar las dos contentas y cómo negocian para conseguir lo que quieren las dos.

Nos pareció precioso, ya que es el resultado de una relación que han forjado entre ellas, poco a poco  y de un trabajo por nuestra parte, que estamos realizando a fuego lento.

Y tú, ¿qué cosas estás viendo ya en tus hijos que te hacen sentir que estás en el camino que quieres estar?

Y ya sabes, si quieres que te acompañe a Educar en Positivo a tus hijos, sólo tienes que escribirme a info@patriciacoach.com y empezaremos el camino juntas.

Te mando un abrazo fuerte y te espero al otro lado el martes que viene 😉

 

 

 

Add A Comment