¿Cuidas los pequeños detalles?

¿Cómo estás?

Lo primero pedirte disculpas, hoy llego con un día de retraso a nuestra cita semanal, pero ayer me permití amarme, parar y dedicarme a mí después de un fin de semana de intenso y maravilloso de trabajo. 

Como sabes, vengo de un fin de semana de convivencia, de compartir, de aprender, de conectar con unas parejas que vinieron a disfrutar de un Retiro para mejorar su vida en pareja.

Una vez más me siento agradecida por la confianza depositada y vuelvo llena de reflexiones y aprendizajes, porque cuando se comparte tanto se aprende mucho.

Me he dado cuenta una vez más de la importancia de cuidar los pequeños detalles, hacia nosotros, hacia nuestra pareja, hacia nuestros hijos…

He podido observar como el paso del tiempo, la rutina, las prisas, el ritmo de vida que llevamos, hace que dejemos de lado de lo más importante:

«Amarnos a nosotros mismos teniendo detalles con nosotros y Amar a los demás teniendo detalles hacia ellos».

Cosas que parecen no tener importancia y que sin costarnos trabajo hacerlas o decirlas, hacen que se realice un cambio enorme en nosotros y en los demás y es que el amor ( hacia nosotros y hacia los otros ) , es como una planta que hay que regar todos los días para que florezca fuerte y segura. 

En el caso del amor se puede regar de multitud de formas, siempre empezando de dentro hacia fuera, es decir empezando por darnos amor a nosotros para poder dar al exterior.

Y ¿cómo darnos amor? , ¿cómo te amas a ti mism@?, ¿cómo amas al otro?

Parece sencillo, pero cada uno de nosotros se siente amado de maneras diferentes, aunque lo que es común es que a todos nos gustan los detalles y las palabras de agradecimiento.

Así que para empezar a Amarte, hoy te invito a que:

  1. Te permitas detalles hacia ti mism@, piensa qué cosas puedes hacer por ti y para ti y empieza hoy.
  2. Agradece todas las cosas que haces cada día por ti y por los demás (  familia parejas, hijos, amigos)
  3. Escribe 5 cualidades que te gustan de ti, cosas de tu cuerpo ( puede ser que te gusten tus ojos, tu pelo..) cosas de personalidad (por ejemplo: perseverancia, extroversión, alegría ), cosas que hayas conseguido ( tener una familia, una casa, tu trabajo ) y ponlo en un lugar visible para ser consciente de todas tus fortalezas
  4. Trátate con cariño, háblate bonito y se compasiv@ contigo
  5. Dedícate tiempo para tu autocuidado, realiza aquellas cosas que te alegran, te divierten y te llenan de energía por lo menos una vez a la semana.

Cuando empieces por ti, podrás empezar a amar al otro 😉

Recuerda que los pequeños detalles hacen que el amor perdure así que ¡a por ello!

Y tú, ¿cómo te amas a ti mism@? ; ¿cómo se lo demuestras a los demás?

 

 

Add A Comment