Cómo acompañar y sostener el llanto de tus hijos

¿Cómo estás?

Cuando hablo sobre el llanto en círculos de familias  siempre hay alguien que me comenta lo que le molesta, incomoda o remueve cuando su hijo llora y me pregunta qué puede hacer para que eso cambie, así que hoy quiero darte mi visión sobre este tema:

¿Cómo actuar ante el llanto de nuestros hijos y qué aprender nosotros de lo que sentimos en esos momentos?.

Te invito a que pruebes estos 7 pasos para acompañar y sostener el llanto de tus hijos:

  1. Observa qué necesidad hay detrás de ese llanto.

Cuando son bebés suele ser fácil porque las necesidades son bastante básicas y predecibles. Suelen llorar por hambre, por higiene (porque necesitan que se les cambie el pañal), por sueño o por afecto (necesitan sentirse cerca de su figura de apego). Hasta aquí parece que la cosa se resolvía bastante rápido, se satisfacía su necesidad y el llanto se terminaba, pero cuando nuestro hijo crece las necesidades aumentan y hay que jugar a ser el inspector gadchet para averiguar qué mensaje hay detrás. Ya te hablaré sobre este tema en otra ocasión 😉

  1. Acompáñale en su emoción, sin juicios ni etiquetas.

Muchos fuimos educados con las frasecitas de fondo de, “no llores”, “no es para tanto”, “no pasa nada”, “no te quejes así que pareces un bebé”.

Mi invitación es que dejes que las emociones salgan, no las bloquees, deja que al igual que la risa, se exteriorice, eso sí, si se trata de la rabia recondúcela para que la exprese en un lugar seguro y no contra nadie. El respeto hacia los demás debe ser siempre primordial.

  1. Valida lo que siente.

Puedes decirle de manera objetiva lo que observas: “veo que estás muy enfadado, triste, rabioso (lo que sea), “No te ha gustado eso que ha pasado”, “parece que te has hecho mucho daño”…

  1. Abrázale, quédate a su lado, no le dejes solo.

A veces nos remueve tanto que suelten todo aquello que a nosotros no nos dejaron sacar que nos sentimos muy incómodos cuando lloran y queremos que se acabe cuanto antes e incluso les hacemos sentir peor cuando se sienten así. Mi recomendación, confía, la calma te dará la solución, el llanto al igual que cualquier otra emoción pasa así que calma, respira, recuerda “todo pasa…todo llega…”.

  1. Háblale sobre las emociones

Cuando pase el temporal habla sobre lo ocurrido, dile cómo estaba su cara, podéis pintar cómo se sentía, prueba a contarle cuentos que hablen sobre las diferentes emociones, recuérdale que todas ellas están en nosotros y al igual que las nubes, todas ellas cambian y acaban por desaparecer y dan lugar a un cielo limpio y calmado, neutro y tranquilo.

  1. Utiliza una rueda de emociones

Hay un montón, te dejo una en blanco aquí:  Rueda de Emociones Patricia Coach en ella podéis dibujar sobre las emociones, que pinte cómo se muestra la cara en cada una de ellas, cómo se pone el cuerpo cuando siente esas emociones, qué dan ganas de hacer cuando uno siente una u otra. Te recuerdo que la Alegría y la Rabia hacen que el cuerpo se mueva y que la Tristeza y el Miedo hacen que el cuerpo se quede quieto o aislado. La Calma sería la emoción neutral.

  1. Respeta sus emociones y deja pasar el temporal, sostén su llanto y confía, es una expresión emocional y  pasará. Recuerda: la calma te dará la solución. Si hay algo que te remueve y te sale el querer reprimir su emoción, recuerda: es sólo un niño y está aprendiendo a gestionar sus emociones.

Difícil, sí, lo sé pero es el camino para ayudar a que nuestros hijos conozcan sus emociones y aprendan a gestionarlas.

Te invito a que trates de no bloquearlas, las tuyas tampoco, observa la emoción, qué te está queriendo decir de la situación que estás viviendo, qué te está diciendo de ti mismo, respira, deja que pase…

Si quieres aprender a gestionar tus emociones, si no sabes por qué te desbordas y saltas a la primera con tus hijos, escríbeme a info@patriciacoach.es para comenzar con tu proceso de cambio.

Un Abrazo!

Patricia Coach

 

 

Add A Comment