Cómo sobrevivir a los comentarios de los familiares durante las vacaciones de verano

Se termina junio y muchos ya empezareis a disfrutar de vuestras merecidas vacaciones.

En esta época del año algunos compartís vuestros días con familiares o amigos y, en ocasiones, surgen algunos comentarios sobre cómo debéis educar a vuestros hijos.

Me llaman amigas, clientes, preguntándome cómo sobrevivir a las vacaciones en familia sin morir en el intento, porque cada tanto se sienten juzgados y criticados por su forma de educar.

Personas de nuestro entorno, como suegros, hermanos, cuñados, amigos, a veces, nos cuestionan y saltan con frases tipo:” si lo hicieras como yo, te obedecería a la primera”, “es que le tienes muy consentido”, “así se te va a subir a la chepa”… y mil y otras frasecitas que lo único que hacen es distanciarnos de esas personas en vez de unirnos.

¿Por qué se nos cuestiona tanto a los padres?

La verdad es que en esta sociedad es algo que se hace sin medida, parece que se nos enseñara a mirar en los demás para así no observarnos a nosotros mismos.

Se nos juzga, critica, compara, etiqueta y parece que uno ante tanta opinión solo debe dar la razón al otro, algo que normalmente no es lo que se consigue.

Es cierto que desde fuera uno puede ver cosas que igual el que está viviendo no se da cuenta, pero de verdad ¿esa es la forma?, ¿primero enjuiciar en vez de ayudar?.

Te propongo algunas formas para comunicarnos mejor:

¿Cómo hablar para que los demás nos escuchen?

Te invito a que pruebes por:

  1. Conectar con el otro, obsérvale sin juicios.
  2. Arroparle emocionalmente, a veces tan solo con tocar o abrazar al otro, ya se siente acompañado y no criticado.
  3. Empatizar, ponerse en el lugar de los demás, sirve para entender al otro sin etiquetas.
  4. Cooperar, presta tu ayuda o déjate ayudar.

Seguro que las personas que opinan sobre nuestras formas de tratar a nuestros hijos no lo hacen con la intención de hacernos sentir mal, probablemente no saben otras formas de decírnoslo, pero en nosotros está el poner el límite a ese trato o mostrarles otras maneras de hablarnos.

¿Cómo escuchar para no sentirnos agredidos con los comentarios de los demás?

Te propongo:

  1. Focalizar tu atención en las cosas buenas que te ofrecen esas personas y no en sus juicios.
  2. Haz oídos sordos a opiniones que no tienen que ver con tus valores.
  3. Pon límites a los demás, siendo educado-respetuoso y también firme-amable.
  4. Pon freno a las comentarios que te hagan daño. Siendo honesto y simplemente diciendo:»no continúes hablándome así porque me duele lo que estoy escuchando»

A veces, tan sólo con escuchar o decir: ¿qué necesitas?, ¿te puedo ayudar en algo? nos ahorraría muchas discusiones y abriría paso al dialogo, en vez de llevarnos a discusiones que no van a ningún sitio, salvo a hacernos sentirnos a todos incómodos.

Con una pregunta se abre paso a la reflexión, te acerca a la otra persona y quizás desde el sentirse respetado uno pueda replantearse sus actuaciones o argumentar, en el caso que quiera, porque uno hace las cosas como las hace.

Y a ti, ¿alguna vez te han cuestionado tu manera de educar?

Si te apetece compartir tu experiencia te espero al otro lado.

Si no sabes cómo abordar estos temas, te sientes perdido y quieres conseguir sentirte seguro ante tanto cuestionamiento no lo dudes, escríbeme a info@patriciacoach.com y tendrás tu sesión personalizada.

Un Abrazo y disfruta de las vacaciones !

Add A Comment